Tips para ir bien presentados a una entrevista de trabajo

Una de las primeras cosas que suele preocuparnos cuando vamos a una entrevista es el atuendo que utilizaremos; esto es normal porque todos queremos ir bien presentados a una entrevista de trabajo para dar la impresión correcta sobre nosotros; por eso te daremos algunos tips que puedes aplicar para tener éxito; así lograrás ser el candidato con todas las posibilidades de ser seleccionado para el puesto vacante.

Tips para ir bien presentados a una entrevista de trabajo

Para lucir bien presentados se debe cumplir con ciertos factores que permitan lograr el equilibrio necesario; a continuación, te hablaremos de cada uno de ellos:

El vestuario

Tanto para hombres como mujeres existen algunas normas básicas al momento de elegir qué ponernos para una entrevista de trabajo; por ejemplo, la discreción es una de ellas, eso quiere decir que debemos evitar looks o modas extravagantes o fuera del contexto. Además, es vital la limpieza e higiene, esto implica las uñas, el peinado, en caso del hombre la barba o bigote, etc.; también el tipo de maquillaje que se elija e incluso el perfume, este debe ser agradable, suave y evitar aquellos excesivamente fuertes.

Con respecto al vestuario es importante hablar de la talla; esto quiere decir que debes llevar un atuendo de tu talla correcta, ni muy ajustado ni muy holgado; recuerda qué apariencia quieres demostrar. Si eres una persona con un cuerpo voluminoso no sientas pena por ello; solo debes adaptarte y elegir con más atención las prendas.

Afortunadamente en el mercado podrás conseguir estas camisas de hombre de tallas grandes; así como blusas formales para dama y una gran variedad de opciones que te hagan sentir cómodo pero también seguro; así podrás demostrar con tu apariencia y gestualidad lo que puedes llegar a hacer.

Los accesorios que complementan el vestuario

Los accesorios como joyas, carteras, bolsos e incluso el calzado debe ser discretos, y estar acordes con un traje formal; evita los accesorios llamativos, coloridos, grandes o extravagantes. Respecto al calzado, especialmente en las mujeres, es importante que sea cómodo y les permita caminar adecuadamente; evita los tacones muy altos o con los que te sientas insegura, nada mejor que poder dar pasos firmes.

También es importante que el calzado, carteras, bolso y cualquier otro accesorio estén limpios y en buenas condiciones; si alguna está desgastada, rota o deteriorada, es mejor que las evites. No te olvides que en muchas ocasiones los estilos minimalistas son los más acertados; es decir, menos es más, lo que logres respecto al trabajo debe basarse en tu experiencia, habilidades, capacitación, etc.; la apariencia es solo un factor más que debe ayudarte a complementar tu aspecto.

Respeta las costumbres locales

Cuando se trata de nuestra apariencia siempre es importante que indagues sobre la cultura y las costumbres locales; esto sobre todo en los casos en que tengas una entrevista en otra localidad distinta a donde vives; y mas aun cuando se trate de un empleo en otro país. Si conoces algunos factores básicos de la cultura, te ayudará a evita cualquier vestuario, accesorio o saludo que se considere una falta de respeto.

Algo que te puede servir es fijarte en cómo se visten en la empresa o compañía en la que optas por un puesto; así tendrás una idea más clara al momento de hacer tus elecciones. Sobre todo, recuerda que no quieres crear con tu apariencia ningún tipo de distracción para la entrevista y que entorpezca tu calificación.

Formación

Por último, no te olvides de tener una buena formación, si es necesario puedes realizar algún curso (puedes sacar ideas de cursos gratuitos en https://cursosysubvenciones.es/) además de contar con una actitud respetuosa, buenos modales, ser amable y sincero; estas cualidades siempre quedarán bien con cualquier vestuario y sin duda alguna te harán lucir bien presentado a una entrevista de trabajo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *