comunion

CINCO CONSEJOS PARA MANTENER EL VESTIDO DE COMUNIÓN EN PERFECTO ESTADO

El vestido de comunión es algo con lo que una chica sueña desde hace mucho tiempo y es una de las estrellas del gran día! Un objeto del que guardaremos tan bellos y bellas memorias que querremos conservarlo durante mucho tiempo y en este post le daremos algunos consejos para mantenerlo en perfecto estado. ¡Toma nota!

El primer paso será llevar el vestido a la lavandería para que esté muy limpio. Es la mejor opción para quitar todas las manchas de la tela, ya que con una limpieza experta, el vestido se verá mucho mejor.

Una vez en casa, el mejor material para envolver el vestido será papel de seda incoloro o gasa de algodón. Descartamos completamente el plástico porque puede dejar manchas en la tela.

No lo cuelgue en una percha, ya que el peso de la tela puede hacer que las costuras se aflojen con el tiempo. La mejor opción es conseguir una caja o cubierta especial.

¿Qué características deben tener para mantener la tela en perfectas condiciones? Deben estar libres de ácido y tener un Ph neutro, hecho de un material que no deje entrar la luz pero que permita que la prenda se ventile y que sea lo suficientemente grande como para no apretar demasiado.

El lugar donde se guardará el vestido es fundamental. Debe ser un lugar seco (mejor evitar los armarios donde haya mucha humedad o donde puedan aparecer insectos) como el ático en un armario o debajo de la cama, por ejemplo en un canapé.

Dobla el vestido con cuidado, empezando por la falda y dejando el cuerpo encima para evitar daños por fricción. Si la parte superior del vestido tiene cuentas que se pueden adherir, puedes poner papel de seda incoloro entre los pliegues para evitar la irritación.

Y claro, si quieres comprar un detalle o regalos para tu comunión, aquí podrás encontrar los mejores.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *